lunes, 25 de junio de 2012

Cuál es el motivo de la existencia de dos géneros referidos a dos sexos? incluso, cuál es el motivo de tres géneros referidos a tres sexos? Qué significa su existencia? Esconde algún tipo de pretendimiento? y si es así, cuáles son esos pretendimientos? Pero, queriendo ir un poco más allá, cuál es el motivo radical (la raíz) que la cultura ha codificado y materializado en la existencia de los géneros como consecuencia? Qué es aquello que tanto asusta al ser humano para enajenarle de tal manera? Qué tabú nos ha imbricado de tabúes, que nos deslegitimizan y nos desrresponabilizan del verdadero significado de nuestras acciones, haciéndolas a igual tiempo legítimas y asépticas en cuanto a responsabilidad real? Cómo el género ha alcanzado legitimidad moral?¿? Por qué somos incapaces de ver las implicaciones reales de tal demencia? Es muy pronto para responder. Las intuiciones que tengo, las cuáles quiero probar, todavía carecen de un profundo análisis, que sustente la argumentación en pruebas y no en afirmaciones. Y si la cultura humana estubiera enferma precisamente desde su inicio? Y si la cultura no es más que un exceso de energía que el ser humano ha derrochado ante la imposibilidad de reconocer aquello que le ha llevado a tal construcción? Y si es todo una gran mentira, potente y omnipotente, que con gran esfuerzo y dedicación sólo pretende ocultar aquello que le avergüenza? Si pretende ocultar aquello que hemos olvidado, sólo significa que podemos recordarlo. Y este punto de no retorno, es el origen de la demencia humana, que suscita los miedos más profundos de la humanidad, y los vuelve locos en el intento (fallido) de ocultar lo que todxs sabemos, aún sin saberlo. Habrá un día que todxs sepamos lo que creemos olvidado Huelga decir la obligatoriedad de adoptar uno de los dos o tres géneros estipulados por la cultura... este es un trato desigual, y sospecho que el privilegio paulatino entre clases de individuos, es directamente proporcional a la culpa que cada condición (clase) esconde... sólo soñarán las cabras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada