viernes, 25 de junio de 2010

El género como clase sexual

Llevo unos días pensando si el género existe realmente más allá de lo cultural.. La verdad es que últimamente llego a pensar que puede que no exista más allá de lo que nos marcan en torno a éstos preceptos que nos imponen como algo real y sustancial.

El género sirve como unidad discursiva para marcarnos unas pautas productivas en el seno de la sociedad, y ésto es lo que se supone que debes generar en función del género binómico o clase sexual a la que perteneces o pareces pertenecer o quieres pertenecer, y a tu clase social, racial, cultural etc.

No obstante existimos más allá de la funcionalidad del capital.. los que ya no creemos ser hombres ni mujeres, sino otra cosa carente de concepto legitimado de momento con una serie de estereotipos detrás que nos marquen un generar concreto...más allá del tipo patológico de anormalidad que te empuja a la delincuencia, lo bohemio, la prostitución, la violencia y lo inexistente.

El patriarcado que no es otra cosa que el capitalismo, ha instaurado evolutivamente una serie de estructuras cerradas y escasas que pretenden organizar tanto la producción o lo que se produce, como la reproducción y lo que se reproduce, cómo se reproduce o quien se reproduce.... Esto está ferreamente marcado por las clases sexuales, las clases sociales, clases raciales, clases culturales y todas aquellas clases que como las anteriores pueden sostenerse desde la propiedad privada, que es el principio del patriarcado o del capitalismo y que nació con la herencia patrilineal que significa de padre a hijo y no otra cosa.

Creo que el género es una clase sexual, y una herramienta identitaria en cuanto cuales son tus preferencias identitarias a la hora de generar en lo social que no es más que el pertenecimiento como ya he dicho a una clase sexual en cuanto a generar en lo social y en la producción.

En cuanto a la presión en la sexualidad o lo que vas a generar en la reproducción, a la hora de reproducir una serie de papeles en función de tu género (que es más visible que la genitalidad en general) o clase sexual (en cuanto que una está por encima de la otra y se le supone a un género concreto)es peligroso identificarse transexual. Puesto que denota bajo mi punto de vista un cierto miedo a la homosexualidad, y puesto que por este deseo de heterosexualidad normativa o quizás identitaria podemos ser capaces de llegar hasta el final del proceso transexual sin cuestionarnos si quiera si es eso realmente lo que queremos ser por no encontrar más salidas normadas o lo que llaman "normales".

Normalmente suele coincidir quienes se identifican con un género masculino y un generar y modo de generar masculino con una sexualidad pretendida heterosexual o gay, y pretendidamente así "masculina". Pero qué pasa con las personas que en el generar y modos de generar identitariamente son masculinos, mientras que en la sexualidad no pueden identificarse con una orientación sexual heterosexual o gay, sino que son conscientes de una orientación sexual de carácter lesbiano en cuanto que son de género masculino y entienden la sexualidad o modo sexual de manera lesbiana aún sintiéndose hombres. ¿Es ésto incongruente? ¿Es incongruente sentirse hombre heterosexual habiendo nacido mujeres biológicamente al margen de operarse o no?

Pienso que quizás las tendencias ya sean heterosexuales, gays, de carácter lesbiano son tendencias y modos de entender y vivir la sexualidad no sólo al margen del sexo biológico sino a veces incluso al margen del género o sexo psicológico. ¿Por qué el producir y reproducir tiene que estar mezclado en un mismo concepto que es el género y que invisibiliza y anormaliza otras opciones?

Digamos que el sexo está en la cabeza y en los modos de entendimiento de la sexualidad, pero no achaquemos estos modos de entendimiento a identidades genéricas ni a sexos biológicos porque el mundo es plural y redondo.